Laya sobre Brahim Gali: “Volvería a hacerlo”

España, Sahara Occidental, Frente Polisario, Brahim Gali, Marruecos, hospitalización,

La exministra de Asuntos Exteriores exculpada por la entrada en España del líder del Polisario.
-González Laya defendió que la acogida a Gali para ser tratado de Covid se hizo dentro de la ley y por razones humanitarias.
-Marruecos aprovechó la presencia de Gali para provocar una crisis con España.

“Volvería a hacerlo”, ha declarado la exministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya, que ha sido exculpada por la Audiencia provincial de Zaragoza al archivar la causa seguida contra ella por la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, para ser tratado de Covid-19.

La exministra estaba siendo investigada como presunta autora de prevaricación, falsedad documental y encubrimiento por la entrada de Gali, sobre la que siempre dijo que se hizo dentro de la ley y por razones humanitarias.

La justicia considera que la llegada de Gali fue una decisión “política”, un “acto de Gobierno” al que no podría darse trascendencia penal”.

González Laya ha declarado a la Cadena SER que está «satisfecha» de que la Audiencia de Zaragoza haya confirmado su versión de los hechos y ha lamentado que se haya pretendido «enfangar» un caso que era «estrictamente humanitario» y que, por el camino, «se ha manchado el nombre de muchos funcionarios públicos», cuestionando «su buen hacer».

La exministra ha asegurado que «volvería a hacerlo» y ha recordado la tradición humanitaria de España, tal y como se muestra ahora con el pueblo ucraniano y, en otras ocasiones, con Afganistán. «Eso es la sociedad española también», ha dicho sobre todos estos casos.

Respecto al cambio de criterio del Ejecutivo español respecto al Sáhara Occidental al apoyar la autonomía propuesta por Marruecos, González Laya ha dicho que quiere ser «respetuosa» con las decisiones de un Gobierno del que formó parte y que no va a hacer ni decir «nada que vaya a debilitar el Gobierno de nuestro país».

La exministra de Asuntos Exteriores ha recordado la «tradición de España por el alineamiento por el derecho internacional«.

Brahim Gali, secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), llegó a España gravemente enfermo de Covid el 18 de abril de 2021 en un avión argelino y de allí fue trasladado al Hospital San Pedro de Logroño, donde ingresó bajo el nombre de Mohamed Benbatouche.

Una vez recuperado, el 2 de junio salió del país desde Pamplona, tras declarar por videoconferencia ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que le dejó en libertad sin cargos en relación con los hechos que le imputaban dos querellas, una interpuesta por la denominada Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadedh) y otra por el saharaui con nacionalidad española Fadel Mihdi Breica.

La presencia de Gali en Logroño fue aprovechada por Marruecos para provocar una crisis que llevó a la retirada de su embajadora en España, Karima Benyaich, y a facilitar la entrada en Ceuta de diez mil inmigrante marroquíes, muchos de ellos menores. Esto se hizo tras el fallido intento del ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, de que España siguiese el camino de Donald Trump y reconociese al Sáhara Occidental como marroquí, según reconoció en una declaración el propio departamento de Exteriores marroquí.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo que era “absolutamente inaceptable” la declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí y que la decisión de Trump en sus últimos días de presidente de EE.UU, contravenía las resoluciones de la ONU y el Derecho Internacional.

Arancha González Laya recibió el respaldo de miembros del Gobierno, como fue el de la titular de Defensa, Margarita Robles, que dijo que se hizo lo que se tenía que hacer al acoger al líder del Polisario y que “con España no se juega”.

Sin embargo, González Laya fue cesada en julio y sustituida por José Manuel Albares, embajador español en Francia, con el cometido de reconstruir las relaciones con Marruecos, país al que en su toma de posesión, el 12 de julio, calificó como “nuestro gran vecino y amigo del sur”.

La crisis se cerró tras la carta enviada por Pedro Sánchez al rey Mohamed VI, con fecha 14 de marzo de 2022, comunicando que para España la propuesta marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental presentada en 2007 es “la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo”. La carta la hizo pública cuatro días después el Gabinete Real marroquí.

Contramutis, 27 mai 2022

#SaharaOccidental #España #Marruecos #FrentePolisario #BrahimGali