Ex-preso de Guantánamo insiste en que el MI-5 participó en su interrogatorio

EFE, Londres, 13/03/2009
El etíope Binyam Mohamed, que regresó el mes pasado a Londres tras ser liberado de la base de Guantánamo (Cuba), afirmó hoy que no hubiera sido torturado si los servicios secretos británicos MI5 no se hubieran involucrado en su caso.
En unas declaraciones a Radio 4 de la cadena BBC, Mohamed -que tiene estatus de refugiado en el Reino Unido- indicó que agentes del MI-5 ayudaron a los colegas estadounidenses en los interrogatorios a los que fue sometido tras ser detenido en Pakistán en el 2002.
El etíope, de 30 años, dijo que fue llevado a Marruecos, donde afirma que fue torturado, porque el MI5 se implicó en su caso.
« Si no hubiera sido por la participación británica desde el mismo momento de los interrogatorios en Pakistán, y sugerencias del MI5 a los estadounidenses sobre cómo conseguir que yo respondiera, no creo que hubiera ido a Marruecos », resaltó.
Según explicó, fue interrogado por un hombre de mediana edad que afirmaba llamarse « Jim del FBI (EEUU) » y que hacía preguntas en nombre de la Casa Blanca.
En Pakistán, Mohamed dijo que fue interrogado durante tres horas por un agente del MI5 que decía llamarse John y que su labor era apoyar a los estadounidenses que le interrogaban.
Mohamed estuvo cuatro años encerrado en el campo de detención de EEUU en Guantánamo, y era el último preso con derecho a solicitar su regreso al Reino Unido.
Mohamed llegó al Reino Unido en 1994 como refugiado y trabajó como conserje en Londres hasta el 2001, cuando viajó a Afganistán y Pakistán para, según sus abogados, superar su adicción a las drogas.
El etíope fue detenido en el 2002 en Pakistán y, según sostiene, fue trasladado por la CIA desde EEUU a una cárcel de Marruecos, donde asegura que pasó 18 meses y padeció torturas.
En 2004, Mohamed fue trasladado a Afganistán, país desde el que se le transfirió a Guantánamo.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.