Turquía: ¡la represión de los kurdos vale tanto como la de España contra los catalanes!

Turquía toma como rehén a España y a la Unión Europea : lo que vosotros aceptais del destino reservado a los independentistas catalanes, legitima lo que hacemos con nuestros independentistas kurdos… Al hacerlo, la democracia europea recibe un golpe de calor sobre la cuestión de las libertades políticas… Y España se ve obligada a mirarse en el espejo turco.
Esta es la información que se lee en un sitio catalán: « Turquía actúa con los representantes políticos independentistas kurdos como España con los representantes independentistas catalanes y vascos. Esta es la explicación que dio a la prensa internacional el ministro del Interior turco Suleyman Soylu, para justificar la destitución de tres alcaldes del Partido Democrático de los Pueblos (el socialista HDP), muy implantado en el Kurdistán turco ».
Dado que el Estado español ha destituido a todo un gobierno, el de Cataluña, se comprende, en subliminal, de este ministro, que se puede sacrificar a la turca tres alcaldes, es decir, amigos, un poco instructores, de la UE, ¿quién acepta esta situación española?
Pero lo más interesante viene cuando nuestro hombre dice: « Aunque no ha habido ningún acto de violencia, doce representantes catalanes han sido enviados a los tribunales por delitos de quebrantamiento del orden constitucional, de violencia y de desobediencia ». Todo está expresado en este elogio de la fuerte manera española por parte de un representante del Estado predictatorial turco: violencia o no, la acusación de violencia se mantiene en la instrucción judicial llevada por Ubu turco. Como en el caso de la acusación de rebelión, que implica un delito de violencia, inexistente en el caso de los acusados-e-s catalanes, que la justicia española, bajo la égida del supremo Ubu marchena, ¡les imputa
La idea, que la diplomacia española intenta, de manera laboriosa, matar en el huevo, según la cual España deriva, por sus medidas liberticidas, hacia el « modelo » turco, atraviesa desde hace algún tiempo, el espíritu de muchos demócratas de ultramar y de otros lugares. Con las declaraciones de besar la muerte del ministro turco dicha idea podría muy bien asemejarse a la tirita del capitán haddock. ¡Hasta el punto de que también encaja con la UE!
Para ensombrecer aún más los asuntos de las tan problemáticas democracias española y europea, los medios de comunicación catalán nos recuerdan el caso del diputado kurdo Selahattin Demirtaş, encarcelado sin juicio desde hace dos años. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) Consideró que el hecho de que Turquía impidiera que Demirtaş ejerciera su derecho a ejercer su mandato parlamentario debido a la prisión preventiva constituye un atentado contra la libertad de expresión y de opinión y el derecho a ser elegido y a ocupar ¡su asiento de parlamentario! Más claramente, el Tribunal de Primera Instancia denuncia que el mantenimiento en detención del diputado persigue el objetivo de « sofocar el pluralismo y limitar la libertad necesaria al debate político ». El Estado español, que ya ha sufrido muchos decepciones sobre las solicitudes de extradición de los exiliados catalán-e-s, pero también la UE, podría tener que preocuparse por la jurisprudencia Demirtaş: los representantes catalanes en el Parlamento Europeo (un preso y dos exiliados) fueron impedidos por la Presidencia de dicho Parlamento, en respuesta a una petición de España, de ejercer su mandato. Ahora bien, el TEDH, interpuesto por dichos elegidos, debe pronunciarse sobre el fondo…
Podría ser que el elefante turco, al irrumpir en la tienda de porcelana europea, acaba de romper una de las cerraduras que impide tomar plena conciencia de la negación de la democracia de la que es culpable España y de la complicidad de que son objeto las instancias políticas de la UE, mezzo voce.
Artículo fuente turquía justifica la Represión en el Kurdistán con los presos políticos indepes (Turquía justifica la represión en el Kurdistán invocando a los presos políticos independentistas [catalanes]), El Nacional