España: el Emir de Qatar, de visita oficial, causa polémica

España, Qatar, gas, Argelia, Marruecos, Sahara Occidental, Tamin ben Hamad al-Thani,

El Emir de Qatar, Tamin ben Hamad al-Thani, fue recibido con gran pompa en Madrid: una recepción de altura, una cena de lujo, medallas del Senado y del Congreso de los Diputados y una orden de Isabel la Católica. Pero los esperados beneficios económicos de la visita no impidieron que el gobierno fuera criticado.

De nuestro corresponsal en Madrid,

Esta excepcional acogida está relacionada con la importancia estratégica de esta visita: junto con su equipo económico, el Emir ha anunciado inversiones por valor de 4.700 millones de euros, especialmente en energías renovables y en la digitalización de la sociedad. La visita del Emir de Qatar se ha producido, pero la polémica continúa. Con la puesta en escena de una intensa relación entre España y Qatar, las críticas se han multiplicado. Especialmente de los nacionalistas catalanes y vascos y aún más de Unidos Podemos, el aliado estratégico de los socialistas gobernantes.

Para su portavoz, Pablo Etchenique, los acuerdos económicos con Qatar son « obscenos, ya que es un país que explota a los trabajadores extranjeros y margina a las mujeres, los homosexuales y los transexuales ». El líder separatista catalán, Gabriel Rufián, dijo que era inmoral aceptar dinero de un tirano, pagando de esta manera dinero de sangre.

Casi 5.000 millones de euros de inversión

Sin embargo, el socialista Pedro Sánchez, jefe del Gobierno, parece estar muy satisfecho con la visita del emir qatarí. Y por una buena razón, más allá de los 5.000 millones de euros de inversión, Qatar se está convirtiendo en un aliado estratégico en medio de la crisis energética provocada por la guerra de Ucrania. Madrid quiere « blindarse » en términos de abastecimiento. España ha aumentado un 30% sus importaciones de gas con Estados Unidos, provocando la ira de los ecologistas porque la extracción de este gas es muy perjudicial para el medio ambiente.

Madrid también quiere a Qatar como proveedor, ya que el país del Golfo es uno de los principales productores mundiales de este hidrocarburo. Es cierto que España depende menos del gas ruso que otros países europeos, pero debe reducir su dependencia de Argelia. Aunque España importa grandes cantidades de gas argelino, en los últimos tiempos ha empezado a desconfiar de él.

Alejárse de Argelia, hacia Qatar

El gas argelino, a través del gasoducto Medgaz que atraviesa el Mediterráneo en línea recta, representa el 43% del suministro de España. Sin embargo, a raíz de la invasión rusa de Ucrania, los socialistas han cambiado su diplomacia acercándose a Marruecos en la cuestión del Sáhara Occidental, y por tanto alejándose de Argelia, el gran rival de Rabat en este tema. Por ello, el suministro de gas argelino ya no está garantizado, sobre todo porque Italia acaba de firmar un acuerdo para aumentar sus importaciones. En conclusión, el gas de Qatar se está convirtiendo en algo crucial. Y por tanto, de rebote, las relaciones con Qatar se vuelven cruciales. A los ojos de Madrid, esto no tiene precio.

RFI, 20 mai 2022