En el adiós al martyr Ehyeiba Uld Freitis

Sahara Occidental, cultura, poesïa, El Mahyun Ule Freitis, #Sahara,

En el adiós al carismatico dirigente El Mahyub Uld Brahim Uld Buyema, alias Ehyeiba Uld Freitis

Nunca se marchará definitivamente porque su épica nacionalista y revolucionaria seguirá dialogando con nosotros. Por Bahia Mahmud Awah

للمناضل وسع الافاق ينكر ذتية و اطماعو

لهي اخوض النضال الشاق وفهم لشعب اوضاعو

En recuerdo al dirigente, político y poeta revolucionario que nos dejaba el sábado 18 de septiembre desde su lugar de exilio y lucha. Ehyeiba Uld Freitis, nombre de militancia en el Frente Polisario, que adquirió en la década de 1970, en los inicios de la revolución saharaui.

El Mahyub Uld Brahim Uld Buyema, su verdadero nombre, dejó sus estudios y se incorporó a principios de 1973 al Frente Polisario en su congreso constitucional. Ya antes había formado parte del activismo de los estudiantes saharauis cuyas familias vivían desterradas en la que antiguamente fuera una ciudad saharaui, Tantan, donde participó en las manifestaciones estudiantiles saharauis y fue encarcelado por el régimen marroquí juntos a otros compañeros como Luali Mustafa, fundador del Polisario.

También fue detenido por las autoridades franquistas en la ciudad de El Aaiun cuando repartía folletos y hacía de enlace entre las células clandestinas del movimiento, formando parte del ala informativa y de publicidad.

Ahora lo recuerdo cuando el año 1976, siendo yo menor de edad y separado de mi familia, llegué a los primeros asentamientos de refugiados saharauis en Tinduf. Tengo pasajes en mi memoria de él en aquellos primeros duros años del éxodo hacia Tinduf tras el abandono español y la invasión marroquí al territorio en 1975.

Recuerdo a El Mahyub arengando en los mítines a las poblaciones que venían huyendo de la persecución militar marroquí; o espoleando la conciencia de los primeros presos militares marroquíes capturados en las batallas: “Decidme si entre vosotros está el hijo de un ministro… todos sois hijos de pobres, campesinos y marginados empujados por un rey a morir en una guerra injusta y en una tierra que no conocéis ni es vuestra…”, me llamaba la atención su imagen de aquellos años, alto, de frondosa barba oscura, larga melena, vestido con pantalones vaqueros campana y gandura[1] color beige. Su grave voz de arenga era la de un erudito que fácilmente penetraba y atrapaba desde el primer momento.

Ehyeiba trascendió a las nuevas generaciones y el sábado lo recordaba en su cuenta de Twitter el joven intelectual saharaui Abdo Uld Taleb Omar, destacando la envergadura de este épico personaje de la historia saharaui: “Dirigente y militante, distinguido por su excelente capacidad de movilización. El mártir fue un excelente orador, dedicó los últimos años de su vida a la sensibilización de las masas y cuadros saharauis. Es innegable su aportación a la batalla mediática”.

En 2017 escribí un artículo titulado “Epopeyas del verso saharaui: Biga Uld Baali, Ehyeiba Uld Freitis, Moishan Uld Lemuahad, Uld Haidug y Uld Elhanshi”, trabajo en el que recordaba a compañeros de Ehyeiba Uld Freitis, todos caídos en la guerra de liberación en sus primeros años. Una historia poco conocida de la vida de Ehyeiba Uld Freitis la pude recoger en una charla que tuve el año 2017 con una de las más referentes cantautoras revolucionarias saharauis, Beitura Mint Malainin, quien tuvo estrecha relación de amistad y trabajo con estos históricos dirigentes. Le pregunté acerca de la canción y el verso revolucionario Polisario de aquellos incipientes años del proceso de liberación saharaui. Y lo hice sabiendo que había sido la joven que compuso y cantó ese verso aguerrido en la mítica banda musical Grupo Luali, de la que Beitura fue miembro fundador. En mi charla con ella supe de estos míticos polisarios que se destacaron por esa faceta de eruditos en su verso revolucionario y anticolonial. Ese día me obsequió con esta anécdota basada en la belleza del verso rebelde de aquellos dirigentes revolucionarios:

– Esos tres amigos de los que te he hablado dialogaron mucho en verso. En los años setenta, cuando se incorporaron a las filas del Frente Polisario, desafiando muchas dificultades y alzados a los montes. Eran cosas que antes no se contaban, eran secretos íntimos del revolucionario saharaui. Había un enorme desafío para superar las circunstancias y ganar al enemigo al precio que fuera, afrontando cualquier dificultad. Ehyeiba, Biga, Moishan y Sidi en las batallas contra las primeras incursiones de la invasión marroquí tuvieron que caminar mucho; tenían un asno que usaban para trasladar sus municiones y armas. Y en un momento de descanso Ehyeiba Uld Freitis, creyendo que Sidi Uld Haidug no podía seguir porque era el más joven y no tenía mucha experiencia, le insinuó en un distendido y amistoso dialogo poético con este gaf[2] que debería aguantar los primeros y difíciles momentos de una revolución incipiente.

للمناضل وسع الافاق ينكر ذتية و اطماعو

لهي اخوض النضال الشاق وفهم لشعب اوضاعو

Los amplios horizontes

deben guiar al militante,

despojarse de su ego

y de su avidez,

porque se enfrentará

a la perseverante militancia

y porque guiará al pueblo en su lucha.

De estos versos se desprende la envergadura de Ehyeiba como dirigente y hombre de letras, cualidad humana que encontramos condensada en este dialogo poético con sus compañeros de lucha. Su amigo, el comandante y poeta Biga Uld Baali, sin quedarse al margen del inesperado duelo entre los dos compatriotas, de inmediato respondió con este otro gaf, desarrollando la temática con la que lo introdujo Uld Freitis al dirigirse a Sidi Uld Haidug como respuesta al debate surgido sobre el proceso nacional y su arduo y largo camino. Le espoleó con estos versos:

التاريخ اتمش ينصاع بيه اجيال اكتب بسباعو

و المناضل من لقتناع اكد احدد سراعو

Nuestra historia ha hecho

en su andar leyendas,

la nueva generación

ya sabe escribir más allá

de sus dedos.

Y el militante desde su convicción

sabrá acotar con determinación

expectativas e incertidumbres.

Beitura contaba que a Uld Haidug le gustaba mucho la música y la poesía y creía en su papel en cualquier proceso social o político. Un rol que también Mahmud Darwich dio a este género literario cuando dijo: “la poesía puede ser considerada como demasiado débil (…) pero a menudo es tan buena como la dinamita (…) fortalece la resistencia popular y proporciona eslóganes comunes”. Y Sidi Uld Haidug con los siguientes versos advertía a sus compañeros no caer en la utopía que a veces embriaga con fervor a los militantes. Quería decirles, buscad la acción para liberar la patria, mientras que Ehyeiba y Biga buscaban el punto donde todos los frentes de la lucha convergieran para liberar la tierra del dominio extranjero colonial y de ocupación.

الهول و لغن و اللعين مايبر لشعب اوجاعو

طب الشعب امال صعيب فيه الموتي و الضياعو

La música, el canto

y el amor

no curan el dolor del pueblo.

La cura del pueblo

es difícil,

porque sufre la muerte

y resiste en contra del exterminio.

El poeta y erudito Badi Mohamed Salem, fallecido en 2019, cuando hablaba de cómo el poeta debe ser tajante en la belleza de su verso, decía: “Los poetas son los príncipes de las palabras, las consumen como desean y en ellas se les permite lo que a nadie le está permitido”. Así, El Mahyub Uld Brahim Uld Buyema, Ehyeiba, que en paz descanse no ha pasado desapercibido ni pasará cuando se lean las páginas con las que se ha escrito la historia del pueblo saharaui en sus más de cuatro décadas de lucha por la liberación de su patria.

Cuando llamé para transmitir el pésame a su hermano Mohamed Fadel, que padeció dieciséis años de encierro en las cárceles marroquíes por su oposición a la ocupación, me dijo: “El mártir ha tenido más vínculos contigo que conmigo, porque vosotros, toda una generación, lo habéis conocido más que yo. Como hermanos solo pudimos vivir juntos hasta los diez años. Él a temprana edad se incorporó a la lucha y yo a las cárceles del régimen marroquí y por lo tanto yo os debo transmitir el pésame por su definitiva marcha, porque es más vuestro que mío”.

Descanse en paz el eterno Mahyub Uld Brahim Uld Buyema. Ehyeiba Uld Freitis, el pueblo saharaui seguirá tus enseñanzas en su lucha.

[1] Camisón de color beige, llegaba a las rodillas, y que usaban las Tropas Nómadas en el Sahara Occidental durante el periodo colonial.

[2] Verso corto en hasania.

Diario La Realidad Saharaui, 19/09/2021