Vacaciones en Paz : Acoger a niños refugiados saharauis en verano: una forma de cooperar cargada de emociones

Vacaciones en Paz es un proyecto solidario de acogimiento temporal. Una familia residente en España acoge durante los meses de julio y agosto a un niño/a saharaui de entre 8 y 12 años. Son niños despiertos e inquietos, acostumbrados a jugar en la calle. Son niños de familias estructuradas, con lazos afectivos muy fuertes y un entorno social estable.

Sin embargo, son refugiados, no conocen otra cosa que ser refugiado, porque buena parte de la población saharaui está refugiada en el sur de Argelia (campamentos saharauis) desde hace más de 40 años.

La alimentación en los campamentos proviene fundamentalmente de la cooperación internacional, coordinada por la Media Luna Roja Saharaui. Se compone de una cesta básica proporcionada por el Programa Mundial de Alimentos, formada por cereales (harina de trigo y arroz), legumbres (lentejas y guisantes amarillos partidos), aceite vegetal, azúcar y un compuesto de maíz y soja que denominan “supercereal”. Otras organizaciones (ONU, OXFAM, …), aportan productos frescos, que en la actualidad casi se limita a las patatas.

Este tipo de alimentación prolongada en el tiempo y deficiente (sólo llega al 80% de la población) ha generado una serie de consecuencias:

Hay un 7,5% de niños y mujeres de entre 15 y 50 años con desnutrición severa.

El 60% de las mujeres sufren anemia. Los niños la presentan desde su nacimiento.

Casi el 30% de los menores presentan déficit de crecimiento lo que afecta a su desarrollo cerebral.

Este déficit nutricional se ve agravado por las condiciones climáticas del desierto de Tindouf, donde se encuentran los campamentos. Se trata de una zona inhóspita del desierto argelino, que sufre grandes variaciones climáticas del día a la noche. Los meses más benignos son los de invierno, aunque las diferencias entre temperaturas mínimas y máximas son muy acentudadas (superiores a los 20 grados). En verano se mantienen estas diferencias entre el día y la noche, aunque en los meses de julio y agosto la temperaturas durante el día se sitúan en los 50 grados, descendiendo a los 30 por la noche. Estas condiciones impiden literalmente la vida durante las horas diurnas, a la vez que repercuten notablemente en el mantenimiento de los alimentos. Sólo por la noche las familias sacan mantas al raso para poder dormir.

Por los motivos indicados, desde hace años el programa “Vacaciones en Paz” ofrece a familias españolas la oportunidad de desarrollar una acción humanitaria de urgencia consistente en acoger a menores de entre 8 y 12 años durante los meses de julio y agosto, para ofrecer:

  • Una revisión médica global, incluyendo revisión vacunal, dental, ocular y auditiva de todos los menores.
  • La oportunidad de evitar los más de 50 grados centígrados de los campamentos durante los meses de verano.
  • Una alimentación equilibrada durante los meses de verano, que ayude a los menores a afrontar el invierno con más salud.
  • Un entorno acogedor y receptivo a diferentes culturas.
  • La oportunidad de vivir en otros entornos más afortunados que el que conocen los menores saharauis.
  • La oportunidad de aprender y mejorar el español, primera lengua extranjera en los planes de estudios de los colegios saharauis.
  • Actividades de sensibilización sobre la problemática del pueblo saharaui.

¿Quién puede acoger a un/a menor saharaui?

Cualquier familia que pueda ofrecer su tiempo y afecto a un niño/a. No son niños para estar delante de la televisión todo el día, están acostumbrados a jugar en la calle.

¿Qué se requiere?

Voluntad, afecto y algo de tiempo.

¿Qué cuesta?

Sonrisa Saharaui costea el proyecto por adelantado (en vuelo regular de los menores), por lo que solicita a las familias participantes un anticipo para el vuelo (aproximadamente 450 euros repartidos en varias cuotas), que después devuelve total o parcialmente con las subvenciones concedidas por las instituciones locales y regionales y con los fondos de las actividades que programa. En el proyecto de 2017 se ha devuelto a las familias el 80% del coste total.

¿Y la cobertura sanitaria?

El niño/a se integra en la cobertura sanitaria de la familia (Seguridad Social o mutualidades como Muface, Isfas, …).

¿Al año siguiente podrá venir mi niño/a?

Sí, hasta los 12 años.

¿Podré visitar a mi niño/a en los campamentos? Sí. Cada año se organizan vuelos, aproximadamente en Semana Santa y en el puente de diciembre. El coste del vuelo suele ser de 450 euros y la familia de tu niño/a estará mucho más que encantada de poder ofrecerte todo lo que tiene. Es una experiencia que jamás olvidarás.

¿Quieres saber más?

Guía para padres de acogida de niños y niñas saharauis (por Mamen Juan, madre de acogida con Sonrisa Saharaui).

¿Quieres ser familia de acogida?

Ponte en contacto con Sonrisa Saharaui. Estaremos encantados de escucharte.

Fuente : Sonrisa Saharaui
Tags : Sahara Occidental, Vacaciones en Paz, niños saharauis,