La Cuarta Comisión mantiene su compromiso con los territorios colonizados.

Más allá de su papel histórico en la descolonización, la Cuarta Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas cubre hoy una amplia gama de temas, incluido el uso pacífico del espacio extra-atmosférico.

Inicialmente mandatada para tratar la cuestión de la descolonización después de la Segunda Guerra Mundial, el Cuarto Comité, conocido oficialmente como la Comisión de Política Especial y de Descolonización, asumió responsabilidades « políticas especiales » a partir de la década de 1990, después de la independencia de la mayoría de las colonias y territorios administrados por el Consejo de tutela de la ONU.

Estos territorios incluían Samoa Occidental, Tanganica, Ruanda-Urundi y lo que entonces era Togolandia, que estaba dividida entre las administraciones británica y francesa.

El mandato político especial amplió significativamente el mandato de la Cuarta Comisión para incluir la cooperación internacional en los usos pacíficos del espacio extra-atmosférico, el examen de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas y las misiones políticas especiales de la ONU que no cuentan con fuerzas de paz uniformadas. Incluso se encarga a la Comisión que examine las formas de « revitalizar » el trabajo de la Asamblea General.

El papel inicial en materia de descolonización continúa junto con las nuevas responsabilidades, lo que demuestra claramente la determinación de la Comisión para los últimos territorios colonizados sean liberados.

La Cuarta Comisión comenzó su trabajo este año el 4 de octubre, después del debate anual general de alto nivel de la Asamblea General.

En su primera reunión, el órgano eligió como presidentes a los embajadores Dee Maxwell Saah Kemayah, Representante Permanente de Liberia y Faisal Nasser M. Alhakbani (Arabia Saudita), Dániel Goldea (Hungría) y Michael O’Toole (Irlanda), como vicepresidentes. Luis Mauricio Arancibia Fernández (Bolivia) fue elegido Relator, encargado de la preparación del informe de la Comisión.

Uno de los puntos claves de la agenda, la descolonización, se remonta a la fiebre de las potencias europeas para dotarse de imperios en América, África y Asia. Si bien la mayoría de las antiguas posesiones europeas ahora son estados independientes miembros de las Naciones Unidas, algunos territorios siguen siendo clasificados por las Naciones Unidas como « Territorios no autónomos ».

La lista de estos territorios no está aprobada universalmente, y este año la Comisión examinó el estado de Samoa Americana, Anguila, Bermudas, las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Caimán, la Polinesia Francesa, Guam, Montserrat, Nueva Caledonia, Pitcairn, Santa Elena, Tokelau, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes americanas y Sahara Occidental.

La Comisión también examinó las actividades económicas y otras actividades en los territorios no autónomos, los medios de estudio y formación para las personas que viven allí, y la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y a los pueblos coloniales.

La Comisión también discutió la asistencia a los refugiados palestinos así como sus bienes e ingresos; colonias israelíes en el territorio palestino ocupado, al igual que las actividades del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS).

Con respecto al OOPS, la Asamblea expresó su « profunda preocupación » por la crítica situación financiera del OOPS, causada por la falta de fondos estructurales y el aumento de las necesidades y los gastos derivados del deterioro de la situación socioeconómica y humanitaria.

Además, la Comisión examinó los usos pacíficos del espacio extra-atmosférico y recomendó a los Estados que aún no forman parte de los tratados internacionales que rigen dichos usos para ratificarlos o adherirse a ellos e incorporarlos en su legislación nacional. También instó a los Estados, especialmente a aquellos con capacidades espaciales significativas, a contribuir a la prevención de una carrera de armamentos en el espacio.

Las recomendaciones formuladas por la Cuarta Comisión en forma de proyectos de resolución y decisiones se han presentado a la Asamblea General para su debate. El 7 de diciembre, la Asamblea adoptó 36 resoluciones y 4 decisiones de la Comisión.