Bélgica denuncia los montajes marroquies

Para ganar la batalla del Sahara Occidental, Marruecos aceptó la deslocalización de la tortura organizada por la CIA y la instalación del cuartel general del AFRICOM sobre su territorio. La unica carta que le quedaba era el método Bush: jugar sobre la angustia y el miedo de las sociedades occidentales: terrorismo, drogas, inmigración, Irán, Venezuela, etc.
Con este fin, el gobierno marroquí se dio a si mismo un cheque en blanco, un finiquito moral y político que le permite, impunemente, cuando lo desea y por todos los medios, de multiplicar los exacciones en el reino para convencer a los países occidentales, los europeos en particular, de respaldar a Marruecos contra esta presunta « amenaza ». Un terrorismo psicológico que no sólo asfixia toda oposición y todo debate, sino que disfraza la lucha contra el terrorismo, práctica corriente de todos los regímenes totalitarios.
Como hizo su amigo George Bush Junior, Mohamed VI promulgó la ley relativa a los interrogatorios y a los procesos de los presuntos terroristas que suscita la hostilidad de los movimientos de defensa de los derechos humanos. La justicia marroquí condenó, el 28 de julio de 2009, sin sorpresa, al ciudadano belgo-marroquí Abdelkader Belliraj a cadena perpetua por el tribunal antiterrorista de Salé, mientras que los seis codetenidos políticos fueron condenados a penas que van de 20 a 25 años de prisión. Durante la lectura del veredicto, algunos abogados no pudieron contener sus lágrimas. Mientras que las familias, visiblemente bajo el choque, aplaudían a los jueces gritando irónicamente: « Bravo la justicia ». « Es verdadera una catástrofe », comentaba por su parte el decano del Colegio de Abogados Abderrahim Jamai en la salida del tribunal.  » La justicia cedió a las presiones del ministro del interior y es realmente escandaloso », decia furiosamente Khalid Soufiani, él también abogado defensor.
La justicia belga pidió una copia conforme de esta condena a la justicia marroquí « . Es evidente que las autoridades belgas veían en este asunto un montaje e ignoran sus causas y que la víctima no es ni más ni menos qude uno de sus mejores informadores cuyas informaciones permitieron, en el pasado, hacer fracasar una operación terrorista en un país europeo cuyo nombre ha sido cuidadosamente guardado en secreto por razones de seguridad.
Tanto el Gobierno espanol como los medios de prensa mordieron el anzuelo. Hé aqui parte de la noticia difundida en su día por Europa Press :
« La operación se inició en febrero cuando las autoridades policiales marroquíes desmantelaron una importante red terrorista de ideología ‘yihadista’ preparada para llevar a cabo acciones violentas contra intereses gubernamentales en suelo marroquí. Durante la misma, además de incautarse de diverso armamento, las autoridades marroquíes detuvieron a más de 30 personas, incluido el jefe de la misma Abdelkader Belliraj, residente en Bélgica, desde donde realizaba frecuentes viajes a Marruecos de una duración aproximada de 20 días. En sus estancias en territorio marroquí, Belliraj mantenía contactos operativos con los miembros de la red desmantelada, que residían en diversas ciudades marroquíes, la mayoría de los cuales pertenecían a la hoy desaparecida organización ‘Chabiba Islamiya’ (Juventudes Musulmanes). »  
« Las posteriores investigaciones permitieron averiguar que Belliraj era el cerebro de la creación de una red terrorista de « corte » europeo, con idea de permanencia en el tiempo, para realizar acciones terroristas contra personalidades políticas marroquíes y otros objetivos. Esta operación permitió además la incautación de gran número de armas, entre las que se hallaron fusiles de asalto, pistolas ametralladoras y pistolas semiautomáticas, así como silenciadores, munición y detonadores. El origen de este armamento, introducido clandestinamente en Marruecos, abrió vías de investigación que afectaron a varios países, entre ellos España. De esta forma y fruto de la cola
boración entre las fuerzas de seguridad marroquíes y la Guardia Civil, los agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil detectaron e identificaron a las dos personas hoy detenidas en Melilla y que eran objeto de investigación en relación con la red terrorista desarticulada en Marruecos”.
Para aquellos ingenuos crédulos que, hoy en dia, siguen creyendo lo que cuentan los bandoleros de Rabat, , hé aqui una noticia muy interesante :
La Seguridad del Estado Belga, por primera vez en su historia, publico el 28 de enero de 2010, un informe anual, donde subraya, en referencia al asunto Belliraj, que  » los elementos presentados por Marruecos no permitieron demostrar de manera indiscutible la existencia de una red y la implicación de ésta en seis homicidios en Bélgica. El informe sólo evoca la mayor parte de los campos en los cuales se focaliza la institución y se limita muy a menudo a recordatorios factuales que conciernen a los expedientes de extremismo religioso, de espionaje, etc. »
Esta noticia constituye una prueba irrefutable de las mentiras que el gobierno de Marruecos difunde para sembrar el miedo qaue hizo que Zapatero se baje los pantalones hasta el punto de regalar armas a Marruecos.
No existe ninguna de red de Belliraj, ni de células Fath Al-Andalous. Ciudadanos marroquies inocentes son condenados a duras penas de carcel para convencer a los españoles que apoyen las tésis de Rabat. Ya es hora abrir los ojos y denunciar estas prácticas.